Conectados
Actualmente hay
1Usuario en linea




Inicio /Maternidad /consejos embarazos / evite fumar durante el embarazo

El tabaco disminuye el aporte de oxígeno a los tejidos, produce bajos niveles de vitamina B12 y C (por ello son más frecuentes las malformaciones en hijos de madres fumadoras), libera oxitocina (la hormona que induce el parto) y por el efecto antidiurético de la nicotina se retienen líquidos y se produce un aumento de la presión arterial. La placenta se hace más grande para recibir más oxígeno, con el riesgo de poder desprenderse antes de tiempo, o de colocarse mal. El feto se defiende de esto consumiendo menos oxígeno y menos alimento resultando más pequeño de lo normal. Además las madres que fuman y luego tienen hijos con bajo peso se sientes terriblemente culpables y acaban deprimidas.


El tabaco no sólo hace daño a quién lo fuma como también a quién está a su lado y, en el caso de las mujeres embarazadas, al feto que se está formando y creciendo en su vientre. Si estás embarazada y no has dejado de fumar, puedes lastimar no solo a ti como a tu bebé.

El pulmón es el órgano que más sufre los efectos del fumar, porque absorbe todas las sustancias químicas que existen en el humo del cigarrillo. Algunas de estas sustancias químicas hacen con que los vasos sanguíneos, que abastecen de sangre al útero, se vuelvan más estrechos, lo que hará con que tu bebé reciba menos oxígeno y alimento de la sangre, de lo que debería recibir. Como consecuencia de esta debilidad, el bebé puede sufrir algunos riesgos más o menos graves como:

De pesar poco al nacer
De nacer prematuramente
De nacer sin vida
De morir por un síndrome de muerte súbita
De desarrollar enfermedades respiratorias y alérgicas como es el caso del asma que lo sufre 1 de cada 3 lactantes.
De nacer con alguna malformación debido a la disminución de los niveles de vitamina B12 y C.


Algunos estudios demuestran que un químico potente que causa cáncer, llamado NNK, se transmite a los bebés de las madres que fuman. Otros también relacionan el hábito de fumar durante el embarazo, a que la madre tenga un bebé que probables problemas de conducta y de aprendizaje. Se ha demostrado también que el consumo de cigarro, los puros, o las pipas durante el embarazo, también puede provocar un embarazo extra-uterino, o un aborto natural.

Si fumas y deseas estar embarazada, debes dejar de fumar antes de tratar de concebir. Si ya estás embarazada, abandone el cigarro lo antes posible.


Temas Relacionados:
|Lactancia |Requerimientos Vitamínicos en el Embarazo |El hipo en el embarazo |Posturas para dormir mejor durante el embarazo |Los bebés prematuros necesitan cuidado especial |
Comentarios: