Conectados
Actualmente hay
1Usuario en linea




Inicio /derecho medico / olvido de gasas e instrumentos en cavidad abdominal

El análisis completo y detallado sobre este controvertido y siempre importante tema lo dejo a la consideración del lector en capítulo especial que, sobre este particular, siempre he realizado en mis obras escritas. Sin embargo, hoy me interesa resaltar algunos aspectos de mayor relevancia sobre el tema y esta nueva decisión judicial de un tribunal español que, habiendo condenado a la administración sanitaria por dicho olvido durante una intervención quirúrgica, no condenó a pago de indemnización por no haberse probado la relación causal. El fallo de la Audiencia Nacional únicamente condena por la pérdida del material quirúrgico y por los daños ocasionados al paciente por la intervención quirúrgica que fue necesaria para la extracción de la compresa olvidada en una intervención quirúrgica anterior, pero no condenó a indemnizar por los perjuicios que según el enfermo había sufrido durante los treinta años anteriores al no haberse probado la relación entre los daños y el olvido de la gasa.


Según los hechos, el paciente fue sometido en 1973 a una intervención de ulcus duodenal mediante laparotomía interna superior derecha, vaguectomía bilateral subdiafragmática, resección con cierre de muñón duodenal y anastomosis gastroyeyunal. Tras numerosos problemas de salud (colelitiasis, síndrome postvaguectomía, hepatomegalia homogénea con vena porta dilatada), el paciente fue operado treinta dos años después al detectarse en una biopsia digestiva determinados fragmentos de un cuerpo extraño. Según las declaraciones testifícales del cirujano que operó al enfermo en 2005, "la intervención se realizó bajo la sospecha de un cáncer de estómago, cuyo estudio preoperatorio era contradictorio". Al paciente se le extrajo un "granuloma cuerpo extraño retrogástrico (compresa)". Es más la compresa encontrada, "y por el lugar donde apareció, necesariamente debió quedar allí por olvido en una intervención quirúrgica de ulcus duodenal". En cuanto a si dicho material podría haber ocasionado los padecimientos que el enfermo registró en los años posteriores a la primera intervención, el cirujano sólo afirmó que "podría ser".

El cirujano no puede, a priori, ser responsabilizado de alguna gasa, compresa y/o instrumental "olvidado" en cavidad en la cual se esté interviniendo quirúrgicamente. De acuerdo con el principio de la División Horizontal y Vertical del Trabajo cada profesional del equipo quirúrgico (en la horizontalidad) es responsable, ab initio, de sus propios actos y no podría responder por terceros. Más aún cuando existe legislación expresa positiva (Reglamento del Servicio de Quirófanos de la Dirección de Salud Pública del Ministerio de Sanidad de fecha 1965), que establece la responsabilidad del profesional de Enfermería actuando como Instrumentista que establece el deber y responsabilidad de este profesional por el contaje de gasas e instrumentos, antes del cierre de la cavidad, y el cual, hoy en día sigue vigente y debe cumplirse. Cuenta de todo esto nos ratifica la Sentencia de nuestro Tribunal Supremo de Justicia (sentencia de la Sala Penal 0467 de fecha 14 de junio de 2001). El cirujano liberaría su responsabilidad si, a viva voz, ha preguntado, claramente, a la Instrumentista si puede cerrar la cavidad. Si la instrumentista afirma que sí puede, y bajo el principio de confianza que operaría según el Principio de la División del Trabajo, el cirujano no puede ser responsabilizado.

Pero una cuestión mayor que nos describe la sentencia in comento es que, como siempre he mantenido, un compresoma (producto de una compresa "olvidada" en cavidad) no necesariamente es la responsable de los actuales daños de un paciente. En este caso que nos ocupa, la compresa habría permanecido dentro de la cavidad abdominal por un tiempo de 32 años. Es evidente que no podrá determinarse fehacientemente que dicha compresa podría ser la causante de los males sufridos después de tan largo tiempo. La sentencia española explica: "Sin embargo, no puede admitirse la condena por las patologías sufridas durante esos treinta y dos años, ya que no podemos afirmar, con rotundidad, que deriven directamente del hecho del olvido de la gasa en el estómago del paciente".

Finalmente deseo destacar que, a la luz de nuestro artículo 140 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, el Estado es responsable, patrimonialmente, del daño causado a los administrados. Es una responsabilidad objetiva. En nuestro país, la Institución, a reserva de los lapsos de prescripción para las acciones reales, devendría responsable, independientemente de la culpa de los médicos.



(Rafael Aguiar Guevara. Publicado 16 de marzo de 2009) Tomado de la página www.Ragaso.com, con autorización de su autor
Dr. Rafael Aguiar-Guevara Asesor Jurídico en Derecho Medico del Instituto Medico Valera



Temas Relacionados:
|Derecho Médico: Pasado, presente y futuro |Violencia obstétrica y otros nuevos delitos |Derecho Médico y reforma del Código Penal |Concepto de Derecho Sanitario |Consentimiento informado vs autorización para intervención quirúrgica |
Comentarios: