Conectados
Actualmente hay
1Usuario en linea




Inicio /noticias / beneficios de la lactancia materna
La lactancia materna es una de las formas más eficaces de asegurar la salud y la supervivencia de los niños. Si se empezase a amamantar a cada niño en la primera hora tras su nacimiento, dándole solo leche materna durante los primeros seis meses de vida y siguiendo dándole el pecho hasta los dos años, cada año se salvarían unas 800.000 vidas infantiles.


Esta la forma ideal de que los niños pequeños reciban los nutrientes que necesitan para un crecimiento y desarrollo saludables; aporta muchos beneficios tanto al niño como a la madre, en el caso de los infantes destaca la protección frente a resfríos e infecciones gastrointestinales, menos probabilidades de padecer diabetes, sobrepeso u obesidad, puede aportar más de la mitad de las necesidades energéticas del niño entre los 6 y los 12 meses, y un tercio entre los 12 y los 24 meses; en la madre reduce el riesgo de sentir depresión, cáncer de ovarios y de mama y ayuda a espaciar los embarazos.

La OMS recomienda no administrarse agua al bebé con lactancia exclusiva hasta los 6 meses, incluso en países con mucho calor, esto debido a que la leche materna tiene más de 80 por ciento de agua, especialmente la primera leche que el bebe consume en cada mamada. Por tanto, si la madre siente que su bebe esta sediento, ella debe amamantarlo para así calmar la sed. Los bebés no necesitan agua adicional, ni siquiera en climas calientes. Y así se evita el riesgo de diarrea e infecciones por agua contaminada.

¿Qué hacer si el lactante no está dispuesto o es incapaz de mamar?
  • Asegurarse de que el lactante no está enfermo, y no tiene un problema anatómico que necesite ayuda especializada.

  • Sugerir que la madre proporcione mucho contacto piel con piel y continúe ofreciendo el pecho en cualquier momento que el lactante muestre el mínimo interés

  • Puede estimularse al lactante a mamar de nuevo usando un suplementador de lactancia o el método "gotear y chorrear".

  • Estimular el pecho mediante la extracción mecánica o manual.

  • Evitar el uso de biberones o chupetes, y si fuese necesario alimentar al lactante con taza.

Alrededor de los seis meses, las necesidades de energía y nutrientes del lactante empiezan a ser superiores a lo que puede aportar la leche materna, por lo que se hace necesaria la introducción de una alimentación complementaria. A esa edad el niño también está suficientemente desarrollado para recibir otros alimentos. Si no se introducen alimentos complementarios alrededor de los seis meses o si son administrados de forma inadecuada, el crecimiento del niño puede verse afectado.

Prácticamente todas las mujeres pueden amamantar, la OMS recomienda la lactancia materna exclusiva durante seis meses, la introducción de alimentos apropiados para la edad y seguros a partir de entonces, y el mantenimiento de la lactancia materna hasta los 2 años o más.

Aquellas madres que han adoptado a bebes en edad de lactancia pueden amamantar con ayuda farmacológica. Los fármacos que causan secreción de leche se llaman lactogogos y aunque pueden mejorar el efecto de la estimulación del pecho sólos no son completamente efectivos, incluso si se usan estos fármacos es necesaria la estimulación completa de las glándulas mamarias mediante masajes y la succión del bebé.

Los cuidados de la madre biológica o adoptiva son bastante sencillos. Se considera necesaria una buena nutrición y un buen descanso para permitir que una mujer lacte adecuadamente. Anteriormente se recomendaba aumentar la ingestión de líquidos para aumentar la producción de leche, pero no hay pruebas de que beber más de lo que dicta la sed natural tenga ningún efecto.

Para los lactantes cuyas madres están infectadas por el VIH existen tratamientos antiretrovíricos actuales permiten que estos niños tengan una lactancia exclusivamente materna hasta los 6 meses y sigan recibiendo lactancia materna al menos hasta los 12 meses con un riesgo significativamente menor de transmisión del VIH.


Temas Relacionados:
|Alergia o Intolerancia a la Lactosa |Cómo lavar las hortalizas para prevenir infecciones |Cinco claves para nutrir la piel |La dieta mediterránea puede reducir los riesgos para los enfermos cardiovasculares |Las 5 dietas más riesgosas |
Comentarios: