Temas Relacionados
Conectados
Actualmente hay
1Usuario en linea




Inicio /noticias / prevenir la escabiosis en los ninos esta en tus manos
La escabiosis, es una enfermedad de la piel que genera temor, incomodidad y hasta desprecio sobre quienes la padecen. Sin embargo, estas actitudes se traducen en desconocimiento ante una patología completamente tratable y curable, y que suele afectar más a los niños que a los adultos.


El ácaro denominado Sarpoptes Scabei es el responsable o causante del fácil contagio, esta enfermedad afecta a cualquier persona, a pesar que algunos piensan que solo se presenta en individuos de escasos recursos económicos.

El picor es el principal signo de alarma, inicia en un área focalizada y después se generaliza a todo el cuerpo. También se pueden evidenciar lesiones primarias que son alteraciones generadas por el propio parásito, registrándose en los “surcos” de forma frecuente.

El parásito suele invadir las zonas de la piel donde se presenten surcos en los antebrazos, las muñecas y entre los dedos de la mano, en el caso de bebés y niños pequeños la piel es más fina, así que se puede encontrar el parásito en palmas de las manos, plantas de los pies, y hasta en el cuero cabelludo.

Tras una exploración física se puede diagnosticar, aunque la sospecha de escabiosis surge cuando el niño comienza a sentir un picor muy intenso en su cuerpo y otras personas de su entorno tienen los mismos síntomas.

Los métodos de diagnóstico más usados son:

• Raspado cutáneo: consiste en raspar con un cuchillo sin filo la capa superficial de la piel para liberar al parásito del interior.

• Biopsia superficial: es un proceso para extraer células o tejidos que se encuentran justo debajo de la piel, se utiliza con frecuencia, porque ayuda a diagnosticar otras enfermedades.

No solo se debe tratar a la persona enferma, sino con quienes convive, la pediatra ofrece algunos detalles del tratamiento ideal:

• El picor tarda días en desaparecer, por eso es necesario que se indique un tratamiento de antihistamínicos orales para aliviarlo y evitar que el paciente se rasque la piel.

Benzoato de Bencilo: se usa para destruir el ácaro, su presentación es en forma de loción y se aplica en la piel afectada por la noche, es ideal para calmar el picor en los niños.

Ivermectina: puede ser usado en pastillas o en gotas dependiendo de la edad del niño, para tratar las infecciones por parásitos.

Algunas recomendaciones ideales para mamá y papá son: evitar el contacto innecesario de los niños con cualquier persona que esté diagnosticada, lavar con agua caliente la ropa y las sábanas de las camas, evitar compartir ropa, sábanas y toallas en actividades como campamentos, residencias, entre otros.

Es importante prevenir las infecciones secundarias de la piel por el rascado, se debe lavar las manos a menudo, tener las uñas limpias y cortadas, además de utilizar trapos mojados con agua fría para aliviar el picor.


Temas Relacionados:
|El tabaquismo provoca acné |
Comentarios: