Conectados
Actualmente hay
2Usuarios en linea




Inicio /Maternidad /recien nacido

Un bebé prematuro es el que nace antes de las 37 semanas de gestación como consecuencia de un parto prematuro. Representa de un 8% a un 12% de todos los nacimientos. Los bebés que nacen prematuramente (antes de término) pueden necesitar cuidado especial durante sus primeros dos años; especialmente si fueron muy pequeños al nacer, o sea si pesaron menos de 1,36 kg.

Debido a su nacimiento anticipado, los prematuros pesan mucho menos que los bebés que cumplieron su gestación hasta el plazo normal. Pueden tener problemas de salud ya que sus órganos no han tenido el tiempo suficiente para desarrollarse. Los prematuros necesitan atención médica especial en una unidad de cuidados intensivos neonatal o UCIN. Deben permanecer ahí hasta que sus sistemas de órganos puedan funcionar sin ayuda.


Es una prueba para todo recién nacido con el fin de detectar precozmente el retardo mental que puede ser causado por enfermedades como el hipotoroidismo congénito y la fenilcetonuria (PCU). El procedimiento consiste en analizar una gota de sangre impregnada en papel, tomada mediante punción del talón, para la determinación de los niveles de fenilalanina en sangre y de TSH (Hormona estimuladora del Tiroides).

La toma de ésta muestra debe ocurrir después de las primeras 24 horas de vida pero antes de cumplido el 7° día de edad con el fin de reconocer si el bebé presenta alguna alteración metabólica y lograr un diagnostico y tratamiento temprano evitando así la mayoría de las complicaciones.


Desde el nacimiento y hasta los 14 y 18 años de edad todos los niños deben vacunarse, para evitar determinadas enfermedades así como sus consecuencias y complicaciones. La vacunación es una de las medidas más eficaces para la prevención de las enfermedades. Actualmente, en Venezuela se dispone de un programa que contempla una serie de enfermedades: BCG, Difteria, Tétanos, Pertusis, Haemophilus Influenza E tipo B, Hepatitis A y B, Meningococo A, Poliomielitis, Sarampión, Lechina, Neumococo C, Fiebre Amarilla, Rotavirus, Paperas y Rubéola.

La vacunación debe ser controlada por el médico o pediatra. La primera vacunación infantil se aplica en centro sanitario donde ha nacido el bebé.