Conectados
Actualmente hay
1Usuario en linea




Inicio /Maternidad /recien nacido / los bebes prematuros necesitan cuidado especial

Un bebé prematuro es el que nace antes de las 37 semanas de gestación como consecuencia de un parto prematuro. Representa de un 8% a un 12% de todos los nacimientos. Los bebés que nacen prematuramente (antes de término) pueden necesitar cuidado especial durante sus primeros dos años; especialmente si fueron muy pequeños al nacer, o sea si pesaron menos de 1,36 kg.

Debido a su nacimiento anticipado, los prematuros pesan mucho menos que los bebés que cumplieron su gestación hasta el plazo normal. Pueden tener problemas de salud ya que sus órganos no han tenido el tiempo suficiente para desarrollarse. Los prematuros necesitan atención médica especial en una unidad de cuidados intensivos neonatal o UCIN. Deben permanecer ahí hasta que sus sistemas de órganos puedan funcionar sin ayuda.


El crecimiento y desarrollo de su bebé

Es importante llevar a su bebé al consultorio de su médico al poco tiempo de que le den salida al bebé del hospital. Su médico revisará el aumento de peso del bebé y se informará de cómo le está yendo al bebé en su casa.

Hable con su médico acerca de la alimentación de su bebé. Su médico puede recomendarle vitaminas, hierro y una leche de fórmula especial si el bebé está siendo alimentado con biberón. Con frecuencia se les da vitaminas a los bebés prematuros para ayudarles a crecer y mantenerse saludables. Su bebé también puede requerir hierro adicional. Después de más o menos cuatro meses de tomar gotas de hierro su bebé tendrá aproximadamente la misma cantidad de hierro que un bebé que nació a término. Es posible que su médico quiera que su bebé tome gotas de hierro durante un año o más.

Es posible que durante los dos primeros años su bebé no crezca con la misma velocidad que un bebé que nació a término. Los bebés prematuros por lo general son más pequeños durante este tiempo. A veces crecen en fases aceleradas. Usualmente alcanzan a los bebés nacidos a término después de un tiempo. Para llevar un registro del crecimiento de su bebé, su médico puede usar tablas especiales de crecimiento para bebés prematuros. Su médico también querrá saber cosas tales como qué tan activo es su bebé, cuándo se sienta por primera vez y cuándo gatea por primera vez. Estas son cosas que los médicos quieren saber acerca de todos los bebés.

El horario de alimentación de su bebé

Al comienzo, la mayoría de los bebés prematuros necesitan ser alimentados entre ocho y diez veces al día. No espere más de cuatro horas entre cada comida; pues si lo hace, su bebé puede deshidratarse, es decir le pueden faltar los líquidos. Entre seis y ocho pañales mojados al día le demuestran que su bebé está recibiendo suficiente leche de pecho o suficiente leche de fórmula. Los bebés prematuros con frecuencia regurgitan (devuelven la leche) después de comer. Si su bebé regurgita demasiado, posiblemente él o ella no va a aumentar de peso lo suficiente. Asegúrese de hablar con su médico si usted piensa que su bebé está regurgitando demasiado.

Cómo duerme su bebé

A pesar de que los bebés prematuros duermen más horas al día que los bebés que nacieron a término, ellos duermen por períodos de tiempo más cortos. Ellos se despiertan con mayor frecuencia. Todos los bebés, incluso los bebés prematuros, deben acostarse de espaldas y no boca abajo (sobre el estómago). Use un colchón firme y no use almohada. Dormir sobre el estómago y en colchones blandos puede aumentar el riesgo que su bebé tiene del Síndrome de Muerte Súbita del Infante (SIDS por sus iniciales en inglés).

La visión y audición de su bebé

La bizquera es más común en los bebés prematuros que en los bebés que nacen a término. El termino médico para la bizquera es estrabismo. Con frecuencia, este problema desaparece a medida que el bebé crece. Su médico puede querer que usted lleve a su bebé a un médico de la vista si su bebé tiene este problema.

Algunos bebés prematuros tienen una enfermedad de los ojos llamada Retinopatía de la Premadurez (abreviada ROP en inglés). La retinopatía de la premadurez usualmente sólo ocurre en bebés que nacen demasiado prematuros: a las 32 semanas de embarazo o antes. Si hay probabilidad de que su niño tenga retinopatía de la premadurez su médico le aconsejará que lo lleve a chequeos regulares con un especialista de los ojos. La ROP puede tratarse para prevenir la pérdida de la visión.

Los bebés prematuros también tienen mayor probabilidad que los bebés nacidos a término de tener problemas de la audición (para oír). Si usted nota que su bebé parece no oírla u oírlo dígale a su médico para que le hagan un chequeo de problemas de audición al bebé. Usted puede chequear la audición de su bebé haciendo ruidos detrás o a un lado del bebé. Si su bebé no vuelve la cabeza, o si no salta cuando hay un ruido fuerte, debe informarle al médico.


Temas Relacionados:
|Lactancia |Requerimientos Vitamínicos en el Embarazo |El hipo en el embarazo |Posturas para dormir mejor durante el embarazo |Pesquisa Neonatal |
Comentarios: