Conectados
Actualmente hay
1Usuario en linea




Inicio /Medicina Preventiva /vida nutritiva / nutricion y ansiedad

La ansiedad es un trastorno que afecta a la mente pero también puede repercutir en diferentes partes del organismo como: Dolor de estómago, Taquicardias, Colon irritable, entre otros.
Desde un punto de vista psicológico, las personas que padecen sobrepeso u obesidad, con mucha frecuencia padecen de ansiedad.
El estado emocional es un factor más, que se relaciona con el aumento de peso. Algunas personas, por ejemplo, reaccionan al estrés, aburrimiento, ansiedad... comiendo en exceso, o en el caso contrario, a una persona con un sobrepeso significativo le puede conducir a una baja autoestima y esto derivar en una ansiedad o depresión.


No hay que olvidar que la "alimentación ansiolítica" es la utilización de la comida como un consuelo afectivo.
Como la ingesta no tiene relación con el hambre, la sobrealimentación resulta inevitable.
El problema radica realmente en que estas personas que sufren de ansiedad y la achacan con la alimentación, no se sobrealimentan de cualquier tipo de alimento, en estos casos los alimentos preferidos son los que para ellos son mas reconfortantes y altamente calóricos. Hablamos de:
- Pizzas
- Comida rápida
- Pastas, dulces, manteca, etc.
- Bebidas alcoholicas
Lamentablemente se entra en un círculo vicioso, es un hábito alimentario (descrito por Münter y Hirstman) en el que "algo" nos produce ansiedad y se recurre a la comida de manera compulsiva, esto produce una sensación placentera pero a la vez dura poco y no tarda en irse la sensación. Normalmente deriva en sentimiento de culpa que vuelve a originar ansiedad.
A este hábito se puede añadir el uso de dietas sin regular que prometen resultados rápidos y eficaces en tiempo muy breve, llamadas "dietas milagro", que como todos sabemos no funcionan y agravan la situación.
Consejos para disminuir la sensación de ansiedad por la comida
- Aumentar el consumo de cereales integrales que nos aumentan la sensación de saciedad durante más tiempo. El consumo de este tipo de cereales y la vitamina B son necesarios para el equilibrio del sistema nervioso.
- Reducir excitantes como el café y te, el azúcar, chocolate, los refrescos con cafeína.
- Nos puede ayudar el consumo de infusiones relajantes, sobretodo por la noche cuando suelen dar mas ataques de hambre.
- Es importante dividir las comidas en 5 al día, donde 3 serán principales y 2 de merienda. Las meriendas a media mañana y media tarde pueden ser de fruta, yogur, galletas integrales.
- Comer sentado en la mesa, en un lugar tranquilo y ordenado.
- Práctica de ejercicio.
- Comer despacio, esto es, masticar bien la comida.
- Mantener unos horarios de comida.
Es necesario dar a esto la importancia necesaria ya que ante puede agravarse a un problema como es el "síndrome del atracón", en el que la persona no come, básicamente engulle gran cantidad de comida en muy poco tiempo.
Para ello, un buen tratamiento psicológico y nutricional es necesario y eficaz.
Aquí os pongo un ejemplo de dieta para aquellas personas que poseen este tipo de ansiedad. Es un tipo de dieta saciante, donde evitamos los picos de glucemia y retenemos la sensación de hambre durante mas tiempo.
  • Desayuno: Café con leche descafeinado + tostadas integrales acompañadas por ejemplo jamón serrano.
  • 1/2 mañana: Una pieza de fruta/ Yogur
  • Comida: Ensalada de pasta + Pechugas de pollo + Fruta que no esté muy madura.
  • Merienda: Bocadillo pequeño de pan integral con queso fresco/ pavo/ atún
  • Cena: Crema de verduras + Pescado + Yogur


Temas Relacionados:
|Consejos para una buena alimentación |10 tips saludables para sentirse bien |Saltarse el desayuno aumenta el ansia de calorías |Una dieta vegetariana nutritiva |Nutrición para un corazón saludable |
Comentarios: